Impreso
Trump no se va a pelear con Putin por Venezuela, asegura internacionalista

Internacionales | 11:17am | | Yliana Brett

ELINFORMADOR.COM.VE.-El internacionalista Félix Gerardo Arellano aseguró que el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no ha asumido “una agresividad muy fuerte” frente a Venezuela, y consideró que Rex Tillerson, nominado para secretario de Estado, no asumirá posturas que no comparta el mandatario.

Al declarar a Prensa Unidad Venezuela sobre lo expresado por Tillerson durante su evaluación frente al senado estadounidense, relativo a que sería necesaria una estrecha cooperación, especialmente con Brasil y Colombia así como organismos multilaterales como la Organización de Estados Americanos (OEA) para buscar “una transición negociada a un gobierno democrático” en Venezuela, el profesor de la Universidad Central de Venezuela afirmó que aun cuando Tillerson, por haber sido jefe de la Exxon Mobil, esté bien enterado sobre la situación de nuestro país, e incluso bien molesto con Venezuela, ¨la decisión la toma el presidente Trump, y él va a ser muy cuidadoso de no asumir una postura que Trump no comparta”.

En este sentido, agregó que la palabra que todo el mundo está usando al hablar de esta nueva administración es incertidumbre. Igualmente destacó que si se revisa la campaña de Trump, solo hubo “máximo dos comentarios brevísimos sobre Venezuela”.

“Yo creo que Trump nunca habló de América Latina. Creo que nunca en su vida ha pronunciado la palabra OEA, muchísimo menos cláusula democrática y creo que poco le interesan los derechos humanos”, enfatizó.

Recordó que el presidente de Perú también intentó conformar un grupo de amigos de Venezuela. En su opinión, la situación en la región está muy complicada en los actuales momentos.

“Siento a Brasil muy encerrado en sus asuntos internos, muy débil interna e internacionalmente, y veo a (Juan Manuel, presidente de Colombia) Santos jugando permanentemente a las FARC. No creo que sea un jugador muy confiable para la democracia. Él va a jugar a que las FARC son amigas de Venezuela, a que si los disidentes de las FARC vienen a territorio venezolano no le va a importar, no se dio cuenta, no se dio por enterado”, expresó Arellano, quien agregó que duda de que el mandatario colombiano vaya a tener una postura dura frente al gobierno de Nicolás Maduro.

Ante esta situación, consideró que lo que le queda al gobierno de Estados Unidos, en principio, es retomar a Thomas Shannon, y tratar de que vuelva a Venezuela para “ver cuánto puede lograrse vía diálogo. En la medida en que el diálogo se va agotando, como lo vemos, pues ya tendrá el gobierno de Estados Unidos que evaluar otros escenarios más duros”.

A juicio de Arellano no puede olvidarse que también está la carta Vladimir Putin, a la cual está jugando Maduro para que el presidente ruso sea intermediario ante el nuevo gobierno de Estados Unidos. “Trump, en este momento, tiene una luna de miel con Putin. ¿Cuánto va a durar? No tengo idea, pero en esa luna de miel lo menos relevante es Venezuela. No creo que Trump se vaya a pelear con Putin por el caso venezolano. A Trump le molestaría que el gobierno de Venezuela expropie una empresa estadounidense o que no la indemnice. Esos son los temas que Trump siente”, adviritió. Prensa Unidad Venezuela

Instagram