Impreso
#Lara La PMI tiene casi la mitad de las patrullas inoperativas

Sucesos | 6:59pm | | Andrés Araya

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE.- Celso Pineda

La actual dificultad para conseguir repuestos de vehículos está pasando factura en las filas de la Policía Municipal de Iribarren, cuerpo que al igual que otros organismos de seguridad, presenta una considerable cantidad de ‘bajas’ automotrices que sin duda, golpea las correspondientes labores de patrullaje preventivo.
Este lunes en la mañana el supervisor jefe Héctor Medina, director del organismo, mencionó que sólo cuentan con 18 patrullas operativas, de las 30 que posee la PMI; mayormente fallas en la batería y en los neumáticos, tienen sin funcionamiento la docena restante. Pero eso no es todo, la presencia de las motocicletas Kawasaki KLR también ha disminuido en las calles de Barquisimeto, dado que apenas tienen ocho disponibles.
Medina asegura que desde la Alcaldía han enviado presupuesto para palear este déficit, sin embargo, la falla en el mercado es abismal. “En pocas palabras tenemos el dinero, pero los proveedores no nos venden repuestos”, indica. El problema también se refleja al momento de elaborar un presupuesto, por cuanto los precios varían casi que a diario.

“Hay más privados en las comisarías que en los centros penitenciarios”
Desde hace un año y medio no ocurre un trasladado en la Policía Municipal de Iribarren, según lo manifestado por su director. Actualmente hay un total de 85 personas recluidas en este calabozo, por lo que el hacinamiento persiste y con ello, cantidad enorme de infecciones debido al deterioro del centro de reclusión.
Para nadie es un secreto que desde hace un par de años el problema del hacinamiento empezó a tener protagonismo en la PMI, ante la mirada indiferente del ministerio competente en esta área.
“Hay más privados en las comisarías que en los centros penitenciarios”, expresa Medina, quien compara la cifra de reos en otros organismo, como la Policía de Lara, que se ubica en casi 1.300, para argumentar su opinión.
El grave problema que padece la PMI ha dejado una enorme cantidad de privados de libertad enfermos. Diariamente tienen que llevar a por lo menos un reo a un centro médico. La enfermedad más común son las infecciones en la piel.
Por otro lado, de los 307 funcionarios que integran las filas del cuerpo municipal, un total de 40 tienen que “custodiar” a los detenidos. Casi que el 20%. “Los fines de semana son propensos a alborotarse”, expresa Medina, razón por lo cual en esos días tiene que disponer de otros 20 policías más.

Instagram