Impreso
#Torres La Diócesis de Carora perdió a dos de sus sacerdotes

Lara | 7:41pm | | Andrés Araya

REDACCIÓNELINFORMADOR.COM.VE.- Carolina Mosquera

La ciudad de Carora y el municipio Torres lamentaron el sensible fallecimiento de dos grandes sacerdotes pertenecientes a la Diócesis de Carora, ambos eran pacientes oncológicos y por varios meses batallaron contra la enfermedad del cáncer.
El presbítero Ramón Luis Crespo Lobato, párroco de la iglesia San José de Calicanto, falleció el miércoles. Hace más de 9 meses fue intervenido quirúrgicamente de un gleotoma cerebral grado 4 en el hemisferio derecho. Le realizaron sus respectivos tratamientos para su recuperación entre ellos quimioterapia y radioterapia por lo que mantuvo una progresiva recuperación pero en los últimos días presentó quebranto de salud.
Muere a sus 50 años de edad, sus restos fueron velados en capilla ardiente en la misma iglesia donde permaneció por 21 años, siendo un guía espiritual para quienes integran estas parroquias, así como feligreses ubicados en las distintas zonas de Carora quienes luego de la Eucaristía realizada por el obispo de la Diócesis de Carora, monseñor Luis Armando Tineo, el obispo de Trujillo monseñor Castor Oswaldo Azuaje así como más de diez sacerdotes pertenecientes a esta Diócesis. Sus familiares y amigos llevaron el féretro en sus hombros hasta el Cementerio Municipal de Carora, para darle el último adiós a su querido padre. En plena procesión del sepelio del padre Ramón se conoció de la muerte del Canciller de la Diócesis de Carora, Roger Calasanz Rojas Carrasco.

CALASANZ

Los restos del padre Róger Calasanz fueron llevados a la Catedral San Juan Bautista de Carora, donde cientos de caroreños se acercaron para darle el pésame a sus familiares así como el último adiós a quien estuvo al frente de varias parroquias de Torres y Urdaneta. Muere a sus 62 años de edad.

Instagram