Impreso
Holguín: Apoyamos salidas democráticas para la situación en Venezuela

Internacionales | 11:54am | | Yliana Brett

ELINFORMADOR.COM.VE.-La canciller de Colombia, María Ángela Holguín, ratificó que el diálogo es la mejor manera en la que los sectores políticos de Venezuela pueden acordar medidas para conseguir la estabilidad en su país. A juicio de su gobierno, es una accióndemocrática.

“Hemos sido solidarios con el bienestar de Venezuela. No creo que algo que no esté dentro de lo que entendemos como democracia sea una salida para Venezuela. Estamos apoyando, y lo seguiremos haciendo, salidas democráticas a la situación venezolana”, señaló la diplomática en una entrevista al diario ABC de España.

Holguín explicó que cualquier situación que ocurra a los venezolanos repercute en Colombia, al ser un país vecino. Por ello han buscado enterarse de boca de los propios mediadores sobre el estado del proceso de diálogo, paralizado desde diciembre.

“Hace unos 10 días consultamos al ex presidente (de Panamá) Martín Torrijos si podía pasar por Colombia para poder enterarnos de cómo iba el diálogo. La idea era que también estuviera el ex presidente José Luis  Rodríguez Zapatero, pero se encontraba en España”, aclaró la canciller.

“El presidente Juan Manuel Santos le ha pedido que cuando vuelva a Venezuela, si puede pase por Colombia para poder saber de primera mano cómo ve el diálogo en ese país”, agregó Holguín sobre el interés de su gobierno a ayudar en las conversaciones.

Aquí la entrevista completa:

Las FARC, la principal guerrilla de Colombia, han comenzado este miércoles a decir adiós a las armas. La ONU empezó la identificación y registro de las armas en los campamentos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), un proceso que debe concluir el próximo 1 de junio, según establecen los acuerdos de paz. María Ángela Holguín, ministra de Exteriores de Colombia desde que Juan Manuel Santos llegó a la presidencia en 2010, considera «irreversible» el proceso de paz. Politóloga, experta en relaciones internacionales, exembajadora ante la ONU y en Venezuela, Holguín se entrevista este jueves con su homólogo español, Alfonso Dastis. En Madrid también ha asistido a la entrega del VII Premio de Derechos Humanos Rey de España, que Don Felipe dio a la organización Patrulla Civil Aérea Colombiana.

-¿El próximo 1 de junio será el día en que las FARC dejen de existir como grupo armado?

-El proceso es irreversible. Las FARC están convencidas de la decisión que tomaron. Para los colombianos este inicio del desarme y ver que es una realidad es importante para creer en el proceso. Ya entrarían a ser un grupo político y estamos en una historia de Colombia distinta.

-Naciones Unidas y la guerrilla han denunciado retrasos en la adecuación de los campamentos.

-Mucha gente no ha entendido el lugar en el que se encuentran estos campamentos. Están en sitios muy alejados, donde no hay absolutamente nada. Se están construyendo las carreteras. Colombia tiene una geografía difícil, que complica aún más la logística. Pero todo va estar listo pronto, hay un compromiso total del Gobierno. Las FARC también tienen ese compromiso de construir rápidamente sus campamentos.

-Se han concedido las primeras amnistías a guerrilleros presos. ¿Puede asegurar que no habrá impunidad para delitos de lesa humanidad, abusos sexuales o reclutamiento de menores, como temen los detractores de los acuerdos de paz?

-El tribunal de justicia transicional es muy claro. Los crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra serán investigados, juzgados y sancionados, y tendrán una restricción efectiva de la libertad de entre 5 a 8 años. La ley de justicia transicional está en estos momentos en el Congreso y creo que con eso logramos balance entre paz y justicia.

-¿Qué riesgo hay de que los guerilleros disidentes se dediquen al narcotráfico?

-Riesgo hay, lo importante es que no sea en una proporción grande. Cuando revisamos todos los procesos de paz, el cálculo en el caso de Nepal era de un 15% de disidentes. De la información que se tiene aquí no llega al 1% de los 7.000 efectivos. Una vez las FARC estén en las zonas veredales donde van a dejar las armas, las fuerzas militares van a entrar en una ofensiva para recuperar todos esos lugares donde estaba la guerrilla para no permitir que vengan otros grupos o disidentes a dedicarse al narcotráfico y a otros delitos.

-Después recibir el Nobel de la Paz -cuestionado por algunos sectores- y ser el presidente que firma la paz con las FARC, ¿a qué atribuye que la popularidad de Juan Manuel Santos se sitúe por debajo del 40%?

-Después de siete años en el Gobierno es difícil que un presidente pueda sostener su popularidad. Normalmente se les va acabando a medida que pasa el tiempo. Los colombianos todavía no hemos acabado de ver lo positivo que va a ser el proceso de paz para el país y lo positivo que ha sido el Gobierno del presidente Santos. Todavía no han entendido todo el esfuerzo que se ha hecho en sacar a la gente de la pobreza extrema, la inversión en infraestructura, en conectividad. Se dan más cuenta fuera, donde hay un apoyo gigantesco a Colombia y al Gobierno del presidente Santos.

-Centro Democrático, el partido del expresidente Álvaro Uribe, ve una «burla» en seguir el diálogo de paz con el ELN, después de que esta guerrilla reivindicase el atentado en Bogotá del pasado 19 de febrero, que mató a un policía. ¿Qué pretende la guerrilla, presionar para conseguir un alto el fuego bilateral?

-Eso parecería de las declaraciones que han dado, que lo que pretenden es presionar un alto el fuego bilateral. En este momento están conversando en Ecuador. Soy muy optimista en lograr la paz no solo con las FARC sino también con el ELN.

-¿Negociar con el ELN será más fácil que con las FARC?

-Va a ser igualmente difícil, a pesar de ser un grupo más pequeño. Es la primera vez que realmente uno siente que están ya en el camino de estar convencidos de que el diálogo es la manera de solucionar este conflicto.

-¿Quiénes están detrás de las amenazas y asesinatos de líderes sociales? ¿Paramilitares desmovilizados hace una década?

-Lo está investigando la Fiscalía. Se creó una comisión especial para mirar caso por caso con la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos y la Fiscalía, y tengo entendido que todavía no hay una información precisa sobre de dónde salen esas amenazas y esos crímenes de líderes sociales.

-¿Es cierto que Juan Manuel Santos ha llamado al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero para interesarse por el diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición de Venezuela?

-Hace unos diez días le pedimos al expresidente (de Panamá) Martín Torrijos si podía pasar por Colombia para poder enterarnos de cómo iba el diálogo. La idea era que también estuviera el expresidente Zapatero, pero se encontraba en España. El presidente Santos le ha pedido que cuando vuelva a Venezuela, si puede pase por Colombia para poder saber de primera mano cómo ve el diálogo en ese país.

-¿Qué puede hacer su Gobierno para ayudar al país vecino?

-Hemos apoyado el diálogo porque estamos convencidos de que es la única manera de que Venezuela pueda retomar el camino hacia el desarrollo, por el bienestar de su gente. Seguimos pensando que ese diálogo es lo más conveniente para Venezuela y para todos nosotros, porque cualquier cosa que pase en Venezuela, repercute en Colombia. Por eso hemos insistido en apoyar al expresidente Zapatero en su esfuerzo por sentar a los venezolanos en la mesa.

-¿Las democracias iberoamericanas están siendo solidarias con los demócratas venezolanos?

-Hemos sido solidarios con el bienestar de Venezuela. No creo que algo que no esté dentro de lo que entendemos como democracia sea una salida para Venezuela. Estamos apoyando, y lo seguiremos haciendo, salidas democráticas a la situación venezolana.

-¿Qué teme más su Gobierno de la Administración Trump, la política migratoria o el proteccionismo?

-Lo más complejo, no solo para Colombia, es la incertidumbre frente a muchos temas, cómo serán las políticas de la Administración Trump. Esperamos que en términos migratorios y comerciales podamos seguir trabajando con Estados Unidos como lo hemos hecho hasta ahora; no sin pensar que en el tema comercial tenemos que acercarnos a otros grupos regionales, mejorar el comercio interregional en América Latina, tener unas mejores cifras de balanza con Europa y Asia, entendiendo que si EE.UU. se va a volver más proteccionista, tengamos salidas a todos los productos colombianos.

-¿Sabe el número aproximado de colombianos que pueden verse afectados por las medidas contra la inmigración del nuevo presidente de EE.UU.?

-Serían colombianos que estarían ilegales y esas cifras no las conocemos.

-En cuanto a los tentáculos en Colombia del escándalo de corrupción de Odebrecht ¿es el Consejo Nacional Electoral (CNE) el organismo que debe aclarar si los sobornos de la constructora brasileña llegaron a las campañas de Juan Manuel Santos y de Oscar Iván Zuluaga en las presidenciales de 2014?

-El presidente le pidió al CNE que investigue toda la campaña, el fiscal envió la información al Consejo y estamos esperando que este tome una decisión. En el caso de la campaña de Zuluaga la información viene de Brasil.

-¿Qué espera su Gobierno de España en el postconflicto colombiano?

-Estamos muy agradecidos a España. Nos ha acompañado en momentos claves del proceso, nos ha ayudado en los momentos precisos. Nos acompañó y lideró el fondo del postconflicto en la Unión Unión. Nos acompañó y lideró el acuerdo de cooperación del tratado de libre comercio. Si los países nos ayudan a generar aún más comercio es parte de lo que Colombia necesita, que es ese desarrollo. Los países donantes están mirando proyectos que son los que van a generar posibilidades en el campo. No solo para la guerrilla, sino también para todas esas poblaciones de lugares apartados de Colombia que, por el conflicto, no han podido desarrollarse.

Noticia al Día/El Nacional/ABC.es

Instagram