Impreso
Mataron a un recién nacido en un ritual creyendo que era El Anticristo

Internacionales | 4:33pm | | Yliana Brett

ELINFORMADOR.COM.VE.-Miembros de secta de Colliguay fueron declarados culpables por muerte de lactante en sacrificio Las penas que deberán cumplir los siete acusados en el caso serán dadas a conocer el próximo lunes.

El Juzgado de Garantía de Quilpué declaró culpables a todos los miembros de la comunidad que lideraba Ramón Castillo -autodenominado “Antares de la Luz”- de la muerte de un lactante de dos días que fue sacrificado en un ritual sectario en 2012 en el cerro Colliguay. Se trata de la madre del menor, Natalia Guerra, a quien se le atribuyó participación en calidad de autor del delito de parricidio.

Respecto de Pablo Undurraga -mano derecha del líder de la comunidad- el tribunal estableció que le cabe responsabilidad en los hechos como autor de homicidio calificado, mientras que al resto de la agrupación -María del Pilar Álvarez, David Pastén, Carolina Vargas, Josefina López y Karla Franchy- se les atribuyó la misma calificación, pero calidad de encubridores.

El veredicto fue entregado luego que el Ministerio Público y las defensas acordaran llegar a un procedimiento abreviado y así, evitar llegar a un juicio oral. Ello significó que los siete imputados aceptaron los delitos por los que fueron formalizados, pero no así, el reconocimiento de los mismos. Las penas que arriesgan, en tanto, serán de cumplimiento en libertad, luego que la fiscalía les reconociera atenuantes. De esta manera, se espera que el tribunal sentencie a los jóvenes a las penas propuestas por el ente persecutor penal, que en el caso de Guerra y Undurraga alcanzan los cinco años de presidio remitido.

Para los otros cinco acusados, la Fiscalía pidió tres años remitidos, debido a que se recalificaron los hechos y solo se les atribuyó responsabilidad como encubridores.

La sentencia, en tanto, se dará a conocer el próximo lunes a las 9:00 horas. De acuerdo a la investigación que llevó adelante el fiscal Juan Emilio Gatica, la muerte del lactante fue planificada por el fallecido líder de la secta, Ramón Castillo Gaete. Según consta en las declaraciones de los imputados, el niño debía ser sacrificado, ya que -según reveló el maestro a sus seguidores- se trataba del Anticristo.

El Mercurio-Chile
Noticia Al Día

Instagram