Impreso
En enero familia con 2 salarios mínimos cubría solo 6% de la canasta básica

Nacionales | 9:04am | | Yliana Brett

ELINFORMADOR.COM.VE.- Para las familias venezolanas todos los días es más difícil poder cubrir sus necesidades alimentarias, adquirir artículos de higiene, pagar los gastos de vivienda, educación, salud y mantenerse solvente con los servicios públicos, pues la inflación ha hecho que cualquier alza salarial sea insuficiente.

La medición que mensualmente realiza el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros demuestra la magnitud del alza de la canasta básica en los últimos 5 años. El Cendas precisa que en enero de 2012 la cesta estaba en 7.970,85 bolívares y en enero de este año subió a 832.259,95 bolívares, es decir que en cinco años costó 104 veces más.

En los reportes del Cendas también se puede ver cómo ha caído la capacidad de compra del salario mínimo. A inicios de 2012 el ingreso era de 1.548 bolívares, es decir que una familia con dos salarios mínimos (3.096 bolívares) podía cubrir 38,84% de la canasta básica. En enero de este año una familia con dos salarios mínimos cobraba 54.184 bolívares, lo que solo cubría 6,5% de la cesta.

En los informes se evidencia además que el alza de la canasta ha sido provocada por el aumento de los siete rubros que la integran.

Entre los rubros que más han subido está el de alimentos. El Cendas sostiene que el primer mes de 2012 una familia de cinco miembros debía tener 3.601,92 bolívares para poder adquirir los 58 productos que integran la canasta alimentaria. En enero de este año se necesitaban 621.106,98 bolívares para comprar los alimentos.

El rubro de artículos de higiene personal y limpieza del hogar aumentó de 549,27 bolívares en enero de 2012 a 53.766,67 bolívares en igual mes de este año.

El rubro de alquiler de vivienda también ha sido uno de los que más ha repuntado. En 2012 se pagaba en promedio 1.716 bolívares, este año subió a 24.700 bolívares.

El Cendas detalla que el rubro de vestido y calzado costaba 371,50 bolívares, en promedio en 2012, cinco años después llegó a 49.569,42 bolívares. Mientras que el rubro de salud que estaba en 152,79 llegó a 2.417,33 bolívares, principalmente por el aumento en el precio de cuatro medicinas.

El rubro de educación pasó de 549,27 a 67.547,29 bolívares y el de servicios públicos pasó de 788,08 bolívares a 13.152,26 bolívares.

Los reportes del organismo también demuestran que los controles de precios fijados por el gobierno desde hace más de 14 años no han logrado detener el aumento de los precios.

A 4 millones

Oscar Meza, director del Cendas, sostiene que la medición que han hecho en febrero y lo que va de este mes demuestra que la situación ha empeorado. “En marzo estamos viendo un repunte impresionante en los precios.

Todo indica que la canasta básica va a superar el millón de bolívares”.

Agrega que si este año la variación en los precios es similar a la que hubo entre 2015 y 2016, en diciembre la canasta alimentaria puede llegar a 3,17 millones de bolívares, mientras que la canasta básica superará los 4 millones de bolívares. “Es una proyección, esos números pueden variar, pero lo cierto es que los billetes nuevos se van a quedar cortos ante el alza de los precios. Harán falta billetes de 500.000 bolívares y de 1 millón de bolívares”.


Almuerzos al alza

El precio de los almuerzos ejecutivos también ha tenido un gran repunte en los últimos cinco años y el bono de alimentación ha ido perdiendo su capacidad de compra.

El Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros indica que en enero de 2012 un trabajador debía gastar 54,1 bolívares para comer fuera de casa, en enero de este año el precio del almuerzo ascendió a 3.650 bolívares en promedio.

El bono de alimentación de enero de 2012 oscilaba entre 38 bolívares y 76 bolívares, 0,25 y 0,5 unidades tributarias. Mientras que el bono de alimentación el primer mes de este año se ubicaba en 2.124 bolívares por día.

Es decir que hace cinco años con el ticket de alimentación más alto se cubría un almuerzo, este año con un ticket solo se pagaba 58% de la comida.

Instagram