Impreso
Ni para el desayuno hacen comerciantes del San Juan

Lara | 8:39am | | Yliana Brett

ELINFORMADOR.COM.VE/REINALDO DIAZ.- Desolado de compradores lució este domingo el mercado popular de San Juan y pese a las llamativas ofertas en calzado, ropa, comida y otros artículos, los comerciantes allí instalados aseguran que no logran vender casi nada y a duras penas debe costear los gastos de desayuno y almuerzo.

Y es que la situación económica de los larenses afecta cada día más el poder adquisitivo y muchos dedican los ingresos familiares en la comida del día o la semana y menos piensan en adquirir ropa o calzado aún cuando los precios sean accesibles.

Yoanderson Jibuba, comerciante de calzado deportivo, reveló que ofrece precios variados entre los 10 mil y 20 mil bolívares para que la gente los pueda llevar, pero sin embargo, pocos son los compradores.

Citó como por ejemplo, calzado para damas en 20 mil bolívares cuando en un local de la avenida 20 oscila en más de 30 mil bolívares. Para niños también tiene precios bajos. Vanesa Navas, contadora pública y comerciante de ropa para damas, apuntó que la situación está crítica en las últimas semanas por las ventas bajas y aún cuando ofrece variedad y buenos precios entre los 10 mil y 12 mil bolívares, casi nadie las lleva.

Aseveró que los gastos por desayuno y almuerzo oscilan en los 10 mil bolívares para 2 personas, con lo cual muchas veces durante el día no los hacen.

El área de venta de ropa en el mercado lució con pocos consumidores. Luis Bocourt, quien es vendedor de ropa interior, dijo que las ventas están malas porque además influye los precios al mayor. Citó como ejemplo que una docena de boxers la compra entre los 36 mil y 40 mil bolívares para venderlo al público en 4 mil la pieza, precio que espanta a los compradores. Jesús Quispe, asegura que las ventas de ropa deportiva como monos, bermudas, shorts y franelas también se han visto estancadas, “han decaído”, porque la gente prefiere la comida primero antes que la ropa.

“El mercado ha estado vacío en las últimas semanas y pocos los compradores”, dijo. Otro vendedor de guantes, explicó que pese a la oferta de un par en 300 bolívares, no le alcanza para comprar una empanada. Quienes sí mantienen el flujo de ventas los domingos son los expendedores de empanadas, café y jugos, por cuanto la demanda es tanto de los comerciantes como de los visitantes. Se observó la venta de granos, azúcar y leche en polvo en bolsas pequeñas de hasta 100 gramos en adelante y según el vendedor, la gente prefiere llevar así que medio y un kilo.

Instagram