Impreso
Asamblea Nacional aprobó el informe sobre situación del transporte público nacional

Nacionales | 5:34pm | | Yiliana Fernandez

ELINFORMADOR.COM.VE.- La Asamblea Nacional aprobó este martes 7 de marzo, el informe presentado por la Comisión Permanente de Administración y Servicios, relacionado con la situación del transporte público a nivel nacional y aumento de las tarifas.

La diputada por la MUD, Laidy Goméz sostuvo que “la situación del transporte en Venezuela no escapa de la diversas realidades que vive el país, hace algunos días en relación a la muerte con la muerte del presidente Hugo Chávez, evidentemente, todos recordamos que la siembra de la miseria la sembró Chávez, y dentro de esa desgracia entran los servicios públicos que ninguno puede tener eficiencia, y que solo son eficientes para algunos personeros del gobierno que tienen intereses personales.

La confrontación que puede tener el ciudadano de pie, frente al chofer que brinda el servicio. Los choferes de las rutas de las universidades, de los transportistas no tienen: cauchos, no tiene baterías, no tienen bombillos. Sube el salario cada 4 meses y no entiende el ciudadano de pie que está pasando crisis y necesidades que esas mismos aumentos lo sufren los repuestos de los transportes”

“El conflicto que se presenta con pasaje estudiantes e porque el gobierno no paga el aumento a los nobles trabajadores de del transporte (…) señores el problema del transporte no es más que una confrontación generada por el gobierno frente a un pueblo que no le alcanza el salario y frente a un pobre gremio que no tiene insumos para habilitar sus unidades. Este gobierno quiere seguir humillado al pueblo. Hago un llamado a los representantes del transporte, tenemos que ponernos de ambas partes y denunciar de manera concurrente para generar el cambio político que es la única solución que tienen el pueblo para solucionar los problemas del país”, puntualizó.

Transportistas que asistieron al debate denunciaron que el “sector está colapsado y en ruinas. La vida útil de esos vehículos hace mucho tiempo que dejó de serlo. El parque automotor que presta servicios en Venezuela es de vieja data, los insumos que necesita el sector no se consiguen y creo que no existen en el país(…) somos servidores públicos, y el Gobierno que es nuestro patrón no garantiza nuestra funcionalidad”.

El transportista Pedro Jiménez destacó que “hoy un dueño de una camioneta, microbús si se le daña el motor o una pieza del motor recorre toda Venezuela y tiene que traspasar la frontera para conseguir(…) Es imposible en las condiciones actuales prestar un servicio de primera porque el pasaje que cobramos es de cuarta”.

También indicó que “no hay tarifa que pague lo que cuesta mantener un vehículo, no existe en Venezuela, porque los estudios que se han hecho a nivel de gobierno con los transportistas superan con creces a las propuestas que el gobierno hace, pretendiendo mantenernos con un pasaje a 60 bolívares, es imposible que sobrevivamos con esos pasajes. Se nos hace imposible porque el costo para que el servicio siga prestándose está inalcanzable”.

Sobre la inseguridad afirmó que “el delincuente ha hecho del transportista su caja chica. De las 300 líneas que tiene el municipio Libertador, sin alarmas a cada línea de esa, dos son asaltados diariamente, es una vacuna que está pagando el sector y no hay manera que se nos de solución”.

Jiménez se refirió al pasaje estudiantil y dijo que “no es que no queramos es que no estamos en condiciones para cargar estudiantes gratis. Llamo a la reflexión a las personas del gobierno para que hagan algo porque se asoman tiempos más difíciles. Este sector es uno de hombres y mujeres trabajadores, pero necesitamos percibir”.

La diputada Gaby Arellano acusó al Gobierno de ser el causante de las fallas en el sector transporte “desde Miraflores no reconocen el trabajo de hombres y mujeres, quienes con trabajo arduo hacen funcionar al país, porque los transportistas hacen funcional al país, Venezuela está inmóvil porque la dictadura decidió acabar con el pasaje estudiantil. Hoy los estudiantes venezolanos no tienen su derecho de subsidio de transporte, Ricardo Molina ha planteado que el gobierno subsidie a solo dos estudiantes por ruta. Pero, los líderes sindicales esperaron una respuesta por parte de Molina pues él les dijo que a cada transportista le depositarían en sus cuentas diariamente el pasaje de dos estudiantes (…) con alarma les decimos a la nación que los transportistas están llamando a la reconciliación, pero a estar atentos porque como ellos –el gobierno– se robaron el dinero los transportistas deben conseguir como pagar los pasajes estudiantiles”.

“¿Por qué está pasando esto?, porque el país está siendo dirigido por un narcotraficante como lo es Tareck El Aissami. Alertamos que los estudiantes no se van a dejar quitar el beneficio del pasaje estudiantil y es por eso que alertamos que el país está en quiebra porque una cúpula de narcotraficantes y eso es lo que tiene el país paralizado. Esta parálisis del sector transporte es auspiciado por el gobierno”, sentenció Arellano.

El diputado Jony Rahal sostuvo que “Fontur hoy es un foco de corrupción, por eso que vemos como está el sistema de transporte en Venezuela. Más del  70% de todas la unidades en cada una de las asociaciones de transporte están detenidas, la inseguridad galopante, el hacerle servicio a cada una de las unidades es casi imposible además vemos como el gobierno quiere confrontarlos con los estudiantes. No es que hablemos por hablar, vimos el ministro Ricardo Molina que en diciembre de un solo zarpazo acabó con el subsidio del pasaje estudiantil y vimos manifestaciones contundentes por parte de los estudiantes, así que no les quedó de otra que decir que iban a cambiarlo. ¿Qué hemos visto?, ahora los transportistas no tienen para cubrir sus gastos operativos y los estudiantes no tienen el poder adquisitivo para poder cumplir sus labores estudiantiles”.

“No solamente es con lo Clap, el gobierno entre el año 2011 y 2015 invirtió e importó con Yutong, a través del convenio China – Venezuela la cantidad de 7.016 unidades por un monto de 1.261.848,65 dólares; cada unidad le costó a cada venezolano 198.872 dólares, nosotros vamos a presentar las pruebas porque esto es oficial de la Yutong (…) se han robado en Fontur la cantidad de 651.456.575 dólares”, expuso.

Instagram