Impreso
Niños que ayudan en el hogar son más exitosos #ZonaLibre

Actualidad | 11:30am | | Yliana Brett

REDACCIÓN ELINFORMADOR/Andrés Araya.- Crear responsabilidades en los pequeños es determinante para sembrar hábitos que se verán reflejados en su adultez. Son muchos los derechos que un niño tiene, pero también tienen deberes y obligaciones, tal como ayudar en los quehaceres de la casa. Pero conforme la sociedad progresa, esto se va perdiendo en las nuevas generaciones.

Antes, los pequeños de 9 años fregaban platos, pasaban una escoba o ayudaban a sus madres, aprendían a cocinar ciertas cosas, entre otras. Estas cosas son impensables en toda casa.

Pero estos hábitos de limpieza o cooperación familiar son más buenos para los pequeños de lo que nadie puede creer, pues influyen de forma positiva en sus vidas y en su futuro.

Julie Lythcott-Haims, ex decana de la prestigiosa Universidad de Standford señala que estos hábitos afloran en el futuro de los peque- ños. Ella es defensora a ultranza de la crianza de los niños desde el amor pero sin caer en la sobreprotección. Explica que dentro de los beneficios que obtienen los pequeños “colaboradores del hogar”, están:

Autonomía
Las tareas domésticas suponen todo un reto para los niños, un reto que consiguen superar sin problemas y que les aportan una mayor autonomía e independencia.

Habilidades
sociales Ayudar en casa enseña a los niños fantásticas habilidades. No sólo aprenden a fregar, hacerse la cama o mantener la casa ordenada. Les enseña habilidades para superar dificultades, organizarse el tiempo, planear estrategias, plantearse prioridades y alcanzar retos.

Trabajo en equipo
Desde el mismo momento en el que los niños comienzan a colaborar en casa, se sienten parte importante del equipo llamado familia. Y aprenden, vaya que si aprenden, las ventajas que tiene trabajar en equipo. Además de esta forma ensayan en el campo de las relaciones con los otros dentro de un mismo equipo. Es decir, que de paso adquieren habilidades para aprender a negociar.

Valores
Ayudar en las tareas domésticas aportan a los niños fantásticos valores. Además de enseñarles las ventajas del trabajo en equipo, les enseña el valor del esfuerzo, la solidaridad, la empatía, la humildad, la paciencia.

Responsabilidad
Un niño al que se le asigna una tarea en el hogar, se le asigna también una responsabilidad, y esta [Los valores deben ser transmitidos por los padres] supone una maravillosa herramienta para ganar en autoestima y en autonomía.

Julie Lythcott-Haimsm, es además la autora del famoso libro ‘Cómo criar hijos exitosos’ y en él avisa de una tendencia en cierta forma de crianza de los niños de hoy en día que no les hace ningún bien. “Muchos padres intentan evitar cargas a los niños, no les dejan hacer tareas en casa e intentan evitar toda clase de tarea que pueda suponer riesgo o frustración para ellos”, asegura en su blog.

La especialista en la crianza de los pequeñines añade que eso no crea nada más que obstáculos en su camino de aprendizaje y maduración. “Les mantenemos sanos y a salvo, pero no les dejamos ser ellos mismos, ni crecer, ni aprender y de eso se trata la vida a final de cuentas”, puntualizó.

Instagram