Impreso
Robo de alimentos en escuela de La Piedad desata protesta #Lara

Lara | 11:59am | | Yliana Brett

ELINFORMADOR.COM.VE/Fraymar Pagua R.- En menos de 15 días, los delincuentes “visitaron” dos veces la Escuela Bolivariana Francisca de Paula Briceño, ubicada en la Piedad Norte, municipio Palavecino. La situación molestó a los representantes de la institución, quienes trancaron la Intercomunal Cabudare-Acarigua, solicitando respuesta por parte de la directora de la institución educativa.

“No es posible que el miércoles de la semana pasada entraran a la institución, se llevarán los proteicos de la institución y es el martes de esta semana cuando nos lo dicen. Ahora resulta que los delincuentes volvieron a entrar ayer y se llevaron lo que quedaba estando un vigilante encargado de custodiar la escuela a la que asisten más de 900 niños”, aseguró Eulibeth Colmenárez, representante del plantel donde se imparte clases a niños desde preescolar a sexto grado.

La molestia de los representantes se incrementó después de una hora de que se diera a conocer el nuevo robo y la directora de la escuela, Eliangélica Martínez, no les diera la cara para explicarles lo sucedido. “Casi todas las semanas nos quitan plata para el transporte de la comida y a veces dicen que no hay alimentos y sueltan a los niños a la 1:00 de la tarde. Queremos que nos expliquen qué está pasando con el comedor, quiénes se están robando la comida: ¿los delincuentes o los propios trabajadores?”, expresó Gladys Ramos, madre de uno de los estudiantes.

Pasadas las 10:30 de la mañana, una comisión de la PNB trató de mediar con el grupo de más de 60 manifestantes, posteriormente un grupo de funcionarios de inteligencia de Polilara ingresó a la institución junto a representantes comunales a levantar un acta acerca de lo sustraído Se pudo conocer que el miércoles de la semana pasada, los delincuentes entraron por una ventana a la que le quitaron el vidrio, violentaron el candado del congelador y cargaron con 28 pollos y 30 kilos de carne. La noche del miércoles habrían abierto un boquete por otra ventana para llevarse seis pollos más, además de verduras, plátanos y un peso.

Funcionarios policiales detallaron que tienen plenamente identificados a los delincuentes que actuaron durante el robo que dejó sin comida a más de 900 niños, se trata de “rateros” de la misma zona quienes habrían vendido la mercancía en comunidades aledañas. Los funcionarios propusieron ampliar la investigación para determinar quié- nes compraron los alimentos y sancionarlos. La directora de la investigación no emitió declaraciones sobre lo ocurrido.

Instagram