Impreso
  • En Barquisimeto la escasez de agua se acrecienta por el robo masivo mediante tomas clandestinas para el regadío de fincas, granjas y llenado de piscinas. Se han multiplicado como “garrapatas” adheridas a las tuberías de Dos Cerritos, y El Manzano, pero por ese delito no se sanciona a nadie. El humilde suscriptor paga tarifas millonarias a Hidrolara por un pésimo servicio a cambio. Así son las cosas.
  • Plácido Sereno, patrullero en el casco central de Barquisimeto entre fotos de “lamas y zares”, comentaba sobre la viveza criolla, lo “avispao” de algunos personajes. Por ejemplo el caso de un legislador que sin un pelo de tonto, siempre carga un “colchón”, por aquello de un “por si acaso”. Además tiene instalados varios centros de venta de posturas de aves para redondear la quincena.
  • Viejitos de la plaza San José se mostraron extrañados que a los agricultores criollos no les lanzaran ni medio. Comentaban haber visto en televisión la entrega de 4 millones de dólares a fabricantes de ron, mientras los verdaderos productores de alimentos están en el campo “pelando”, a merced de delincuentes, extorsionadores, ‘bachaqueros’ y sin insumos. En la ciudad no hay gasolina, real para medicinas, comida, insulina, pero el aguardiente tiene sus muy buenos dólares. ¿Enchufados?
  • Con pleno respaldo del gobierno nacional muchos personajes de corazón rojo rojito abrieron fuego y se lanzaron al ruedo en afán de llegar al Palacio de Miraflores. Actos públicos, transmisiones de radio y Tv, con un discurso que según los beisbolistas “no tiene nada en la bola”. ¡Eso sí, la idea es que se mantenga el patrón cubano en Venezuela!
  • ¡Oh libertad, gran tesoro, porque no hay buena prisión, aunque fuese en grillos de oro! (Félix Lope De Vega)

Instagram