Impreso
“Areperas” van en caída libre por crisis  #Lara

Lara | 9:25am | | Yliana Brett

ELINFORMADOR.COM.VE/REINALDO DIAZ.- Las reiteradas fallas en el suministro de los insumos, los altos precios a pagar para conseguirlos y la inseguridad, han sido los principales elementos que afectan de manera directa los negocios de ventas de arepas, sándwich y de comida rápida más tradicionales en Barquisimeto en los últimos meses.

Lo grave del caso es que estos locales deben sobrevivir mediante una serie de alternativas como pagar a elevados precios los insumos para elaborar las arepas, el relleno y poder cubrir las nóminas, pagos de servicios públicos, impuestos, entre otros pasivos.

Esta situación se ha mantenido con fuerza desde comienzo de año, cuando el tradicional negocio arepero de la avenida Vargas con la carrera 19 cerró sus puertas y mandó a la calle a unos 15 trabajadores de manera directa.

Con esta empresa cerrada, un ciclo productivo de muchos años llegó a su fin, donde los barquisimetanos, visitantes y turistas tenían la opción de comer una arepa a buen precio y bien compacta a cualquier hora del día y la madrugada, pero ahora el panorama cambió, debido a la fuerte crisis económica.

Entre tanto, otro de los negocios más emblemáticos de la ciudad es la Trimagnética, la cual sobrevive en medio la falla en los insumos claves como la harina precocida, en donde en algunas ocasiones la consiguen a precio a la inseguridad y mantienen el horario de 7 de la mañana a 4 de la tarde, de lunes a sábado, mientras que de miércoles a domingo abren al público desde las 5 y 30 de la tarde a 12 de la medianoche.

Los precios de sus principales productos, la “trimagnética” hoy se cotiza en 3.800 bolívares, pero de la de bistec, carne molida o mechada se vende al público en 2.800 bolívares.

Darwin Garrido, vendedor, precisó que se adaptaron al nuevo horario por la seguridad de los clientes.

“Nuestros clientes todavía piden la trimagnética, a pesar de la crisis y los precios. Se trata de un negocio con más de 15 años en la ciudad, ya reconocido, donde se mantiene la calidad y el buen sabor de la arepa criolla”, dijo.

Para Felipe Pineda, mecánico de gomas, todos los días desayuna y cena con la arepa en este local, del cual es cliente desde hace 15 años aproximadamente. Por su parte, Marisol Gómez, gerente del Restaurante Copacabana, en la carrera 19 con 30, la actual crisis de insumos sí los afecta en gran medida y considera que los últimos 2 años, la curva ha descendido con mucha fuerza en la venta de arepas.

“Los precios cambian de manera rápida; en la mañana dan un precio de la materia prima y luego lo cambian. Así estamos. Los aumentos presidenciales de salarios también afectan el movimiento del negocio y más el aumento del ticket alimentario”, apuntó Gómez. Una arepa la ofrecen a 1.800 bolívares.

Considera preocupante que muchos clientes del local con 45 años de historia, se han alejado y antes ofrecían variedad de arepas y sándwich. El horario de atención al público está de 7 am a 11 de la noche. En años anteriores, laboraban en horas de la madrugada.


Darwin Garrido: “El horario de atención al pú- blico se cambió por la inseguridad. Muchos vienen”.


Felipe Pineda: “Soy uno de los mejores clientes de este lugar desde hace 15 años”.


Precios: La arepa tiene precios diversos, según el tamaño y el relleno. Sus ventas han caído.

Instagram