Impreso
Dormir mucho durante el fin de semana ayudaría a prevenir la diabetes tipo 2

Actualidad | 7:26pm | | Yliana Brett

ELINFORMADOR.COM.VE.-Una buena noticia para los amantes del sueño y las citas con morfeo. De ahora en adelante dormir un poco más no te hará ver como un holgazán, sino como alguien que cuida su salud. Recientes estudios revelan que el dormir más durante los fines de semana ayudaría a disminuir el riesgo a desarrollar diabetes tipo 2.

Fue a través de un estudio hecho por el Instituto de Investigación Biomédica de Los Ángeles, que se llegó a constatar que la sensibilidad a la insulina mejora mucho más en personas que destinan más horas de sueño durante el fin de semana.

¿Cómo se llegó a tal conclusión? Se supo que las personas objeto de este estudio durmieron tres noches seguidas más tiempo de lo que estaban acostumbrados entre semana y el resultado arrojado fue una mayor capacidad de su cuerpo para eliminar azúcar en la sangre (glucosa).

El estudio analizó – en período similar a seis meses – a un grupo de hombres durmiendo una media de 6,2 horas todas las noches de la semana laboral; sin embargo los fines de semana del estudio aumentaron en 2,3 horas adicionales las horas de sueño, consiguiendo así estos beneficiosos resultados.

Este nuevo estudio aportaría información más directa (en comparación a estudios anteriores) sobre personas que de forma habitual no duermen lo suficiente durante lasemana laboral debido a sus trabajos y a sus estilos ajetreados de vida, pero que recuperan durante el fin de semana el sueño perdido a lo largo de la semana laboral.

Dormir no solo previene sino también combate la diabetes
La recuperación del sueño durante los fines de semana no solamente serviría para prevenir la diabetes, sino que también ayudaría a aquellas personas que tienen estaenfermedad. ¿Cómo así? el sueño beneficiaría indirectamente al cuerpo para tener una recuperación más saludable del cansancio acumulado, regulando las actividades posteriores al descanso.
Investigadores estadounidenses han comprobado que las personas que duermen menos horas al día o que acumulan un cansancio prolongado entre semana, a lo largo del día terminan consumiendo más calorías.

Y no se trata del hambre ocasionado por estar despierto. El sueño estimula la grelina, una hormona que determina el hambre de cada persona y suprime la leptina, encargada de inhibir el apetito. Las personas que duermen menos presentan un mal funcionamiento de estas hormonas y terminan con más apetito por lo que necesitan ingerir más comida para saciarse, repercutiendo en un aumento excesivo de peso, considerado como el principal problema de los pacientes de diabetes tipo 2.

Instagram